Un personal motivado, es un personal eficiente, y para lograrlo necesitas del Coaching Ejecutivo

Actualmente, para nadie, menos aun para los grandes ejecutivos, es un secreto que la clave del éxito de una organización más allá del capital invertido, y la popularidad de sus productos, recae es en sus trabajadores. Lo que anteriormente se conocía como la mano de obra, a la luz de los nuevos tiempos, pasa a denominarse capital humano o social.

Y esto es un reconocimiento merecido para quienes entregan tiempo, esfuerzo y dedicación en lograr que una empresa salga a flote. Es por ello, que está tan en boga darle importancia y atención a las necesidades de los trabajadores a través del denominado Coaching ejecutivo.

Sin embargo, la visión de esta asesoría o gestión de personal, ha cambiado, ya no se trata simplemente de velar por el cumplimiento de horario, normas y de vez en cuando impartir charlas motivacionales a los trabajadores. Ahora, se conceptualiza una filosofía completa y orgánica, enfocada en:

Coaching como proceso

El mayor error, que actualmente se sigue cometiendo es el de concebir el Coaching como una herramienta, en vez de un proceso. Y la diferencia fundamental radica, que al verlo como herramienta, lo “cosificamos”, es decir, se trata sólo de un producto que puede ser aplicado.

En tanto al concebirlo como proceso, se entiende la complejidad del mismo, en donde confluyen diversos elementos, tales como el coach, el sujeto objeto del Coaching, el objetivo o meta que se pretende lograr, y por supuesto el plan de acción.

La alianza empresarial

En contrapartida con el Coaching personal, en el caso empresarial, si bien es importante considerar la parte individual, lo importante es asegurar y mantener la cooperación e interrelación entre los diversos agentes involucrados en el proceso empresarial. Es decir, es necesario desmitificar la concepción, sobre la cual un profesional es más importante para la organización que otro.

Considerar los pilares fundamentales

Es necesario no ignorar la importancia que a nivel corporativo, ejerce la autocreencia, la conciencia y la responsabilidad de cada persona.

Integrarse al área de recursos humanos.

Importante es, que se tenga presente que el Coaching empresarial, siempre debe estar orientado a velar por los intereses del personal al cual se quiere orientar. Es por ello, que independientemente que el coach sea de origen interno, debe velar por los trabajadores y sus necesidades, y no por la de los gerentes.

Si eres autónomo, no pierdas la cabeza con los números

Para quienes están pensando ejercer de forma independiente su profesión, o incluso ya están en esas latitudes, seguramente una de las mayores interrogantes y desafíos que se le plantean, sean los correspondientes al manejo de las finanzas y cuentas, sobre todo si no se tiene conocimiento al respecto.

Sin embargo, existen muchas alternativas y sugerencias que se pueden seguir para lo morir ahogados en el mar de la contabilidad para emprendedores. Y es que nadie dijo que ser autónomo seria fácil, ni cuestión de un día, aunque por supuesto cuenta con grandes satisfacciones, ventajas y beneficios. Por ello y en miras de sacar el máximo prove3cho a tu emprendimiento, lo ideal es:

Capacítate.

No es necesario, que saques estudios universitarios en contabilidad ni finanzas, pero un curso sencillo, con los pasos básicos a seguir, te será muy útil, así sea que termines por dejar la contabilidad en manos de expertos en el tema.

Mantente al día con los impuestos.

Es muy importante que sepas que como autónomo también deberás cancelar ciertos tributos, y que es necesario mantenerse informado al respecto, pues se trata de una información importante y que puede cambiar rápidamente. No querrás estar en líos tributarios. Si crees que no cuentas con el tiempo para ello, siempre existe la posibilidad de contratar a un gestor  para estos trámites.

Aprovecha las aplicaciones y programas contables

Actualmente, existen numerosas aplicaciones, programas y software de tipo contables, que permiten facilitar el control de las cuentas de forma efectiva. Claro está, algunos más complejos que otros según el conocimiento que al respecto se posea. Si tu emprendimiento es aplicable para ello, y no posees personal a tu cargo ni grandes responsabilidades (tal vez freelance), seguramente una aplicación simple, será suficiente. Una que te refleje ingresos, egresos, capital y otros elementos básicos.

Como última opción.

Si de plano, rechazas hacerte cargo de las cuentas, aun existe la opción de contratar a alguien que se encargue de ello. Puedes emplear una persona a tiempo completa, o por el contrario, un contador online, que mantenga al día tu contabilidad y que de seguro resultará más económico, pues no tendrás que costear gastos de movilización ni horas diarias trabajadas.

Ideas para ahorrar en tu negocio, que pueden salvarte la vida(o de la quiebra)

El ideal para la gran mayoría de las personas, es lograr la independencia económica, convertirse en su propio jefe. Pero la realidad apunta, a que sólo muchas personas consiguen o se atreven a llevar a cabo su sueño. Las razones, pueden ser muchas y muy variadas, desde la imposibilidad de obtener recursos económicos para ello, la facilidad y zona de confort que le brinda un empleo remunerado por días laborados e incluso la falta de ideas sobre cuál negocio invertir.

Lo cierto, es que para aquellas personas, que empiezan a hacer migas en empresas personales, de tipo negocios pequeños o medianos, los primeros meses siempre serán los más difíciles, ya que aun no se comienza a ver la inversión colocada y cada centavo vale. Es por ello, que se hace necesario concentrar toda la atención y energía en buscar las mejores maneras de ahorrar en todo lo que sea posible, para así lograr establecerse de forma sólida y permanente en el mercado.

Algunas ideas efectivas, para mantener el negocio a flote serian:

Regular el uso de la electricidad.

Tal vez no se preste mucha atención, pero una gran parte de los gastos de una empresa, se enfocan en el uso de los servicios, en especial la electricidad, por ello se debe promover una cultura de ahorro de las mismas, a través del aprovechamiento de la luz solar, apagado de equipos y bombillas en tanto no se estén usando.

Aprovechar las redes sociales y la mensajería electrónica.

Resulta significativo el ahorro que puede conseguirse si se cambia del método tradicional de correspondencia, al envío de información a través de emails, y la interacción con clientes por redes sociales. Es que hasta la factura telefónica notará una importante reducción.

Gestores de cuentas independientes

Al analizar un poco, se puede concluir, que resulta más favorecedor contratar al personal de finanzas para que lleve nuestras cuentas de forma remota que tener a un profesional cumpliendo horario laboral, aun cuando muchas veces no tenga trabajo que realizar.

Optimizar el uso de consumibles

Como el papel y la tinta por ejemplo, considerar si realmente es necesario imprimir ese correo que acaba de llegarnos o basta con guardarlo o extraer la información que consideramos importante del mismo.

El tiempo también tiene valor

Tiempo=dinero, por ello hay que saber en qué invertirlo.